Desde la semana 4 de embarazo me puse en manos de mi especialista ginecólogo para llevar a buen termino mi embarazo. Aún así, siempre pueden aparecer complicaciones que pueden ser graves. También ha que tener en cuenta el trato que dispensan los ginecólogos porque hay algunos que no son demasiado amables y son bruscos en su metodología.Para algunos (como mi cuñada), esto funciona como un encanto, y para otros, no hay absolutamente ningún cambio. ¡No hizo nada por mí! Algunos doctores pueden ofrecer esto desde las 38 semanas y otros no hasta las 39, o no hasta las 39, dependiendo de su historial médico y su embarazo.

La historia demuestra que, en su mayor parte, a los bebés les gusta aparecer cuando quieren. Hay bastantes «métodos» que la gente ha intentado y sugiere que se intenten en casa para ayudar a inducir el trabajo de parto. Antes de probar cualquiera de estos métodos, por favor consulte a su médico! Aunque el final se siente tan, tan largo, usted tendrá a ese bebé acostado sobre su pecho pronto y cada segundo de incomodidad valdrá la pena.

 

Share: